martes, 14 de octubre de 2008

El Estilo Imperio


Claramente relacionado con la época de auge de Napoleón Bonaparte, el denominado Estilo Imperio fue la principal alternativa estética en los muebles de finales del siglo XVIII y de la primera mitad del siglo XIX. Sus principales características reflejan la fuerza y la solemnidad del gran conquistador francés.

Para dar mayores detalles, las victorias y epopeyas de las guerras napoleónicas tuvieron su correlato en el diseño y la decoración, y más específicamente en los muebles. Es que los laureles y las águilas empleadas en el mobiliario como motivos estéticos sirvieron para inmortalizar las conquistas del histórico emperador.

Estéticamente se lo considera el continuador del Estilo Luis XVI, aunque el Estilo Imperio (en la foto podemos ver un ejemplo) adopta el gusto por lo clásico, haciendo especial énfasis en el enigmático mundo de la civilización egipcia, territorio de uno de los triunfos más memorables de Napoleón.

En el marco de esa búsqueda, los materiales más utilizados son la madera y el cobre. Éstos se incorporan en mesas, sillas, camas y espejos. En cuanto a las reminiscencias egipcias, se vuelven claras en las esfinges y cabezas de león que se anexan en los muebles como motivos y accesorios.

Siempre con el objetivo de resaltar el lujo y el poder, el Estilo Imperio también emplea en gran medida la lámina de caoba, sobretodo como revestimiento para producciones en roble. Formas cúbicas y pesadas son las más elegidas, y pueden visualizarse en los sillones al estilo “góndola” o en las mesas de tres patas.

Sin dudas, es el escritorio el mueble que marca este estilo, aunque también son muy importantes las camas. Además de los materiales ya mencionados, las maderas en diferentes variedades, como arce, haya u olmo, son también empleadas en gran medida en distintas propuestas y soluciones decorativas.

El Estilo Imperio

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles