miércoles, 28 de octubre de 2009

Muebles modulares de gran colorido

Sin dudas, una de las características que más llaman la atención de los muebles en la actualidad es la versatilidad que puedan tener. La posibilidad de hacer más flexible la decoración, permitiendo cambiar la disposición de los elementos es evidentemente una condición muy interesante para los ambientes contemporáneos.

Esta colección de muebles modulares de la empresa Way Basics que podemos ver en la imagen apunta a ese concepto de funcionalidad y versatilidad. De esta manera, podremos ir cambiando la forma de los muebles con el paso de las estaciones, o sencillamente porque deseamos renovar el espacio en el cual vivimos.

A esta característica que se observa en estos muebles modulares se agrega su gran colorido y originalidad, que sin dudas también es muy importante a la hora de decorar el hogar. La gama en cuestión se denomina Possibility Series, en obvia referencia a las múltiples posibilidades estéticas y funcionales que brinda un sistema modular de mobiliario.

Es que los muebles modulares se adaptan mejor a las estancias tanto con relación a la forma como al tamaño de cada elemento, ya que es posible disponer cada solución en vertical, horizontal o en escalera, cambiando la disposición y la orientación de acuerdo al espacio en el que nos encontremos.

Asimismo, se trata de muebles multifunción, porque los módulos que se emplean para crear estanterías también pueden utilizarse en otro momento como sillas para una mesa. Lógicamente, esto también supone un ahorro económico importante al no necesitar adquirir distintos muebles para cada función, además de concretar una importante economía de espacio.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Un banco ecológico y biodegradable

Un grupo de diseñadores valencianos ha desarrollado muebles ecológicos y fácilmente degradables, que además cuentan con una interesante factura decorativa. Se trata del asiento Bold, que vemos en la imagen, perteneciente a un desarrollo de la empresa española Sanserif Creatius.

Realizado con láminas de cartón ondulado, cuenta con un diseño original que simula una letra “b” minúscula. Las dimensiones son de 100 × 63 x 72 centímetros, y tiene un peso de 32 kilos. Se trata de un mueble completamente biodegradable, dentro de la gama desarrollada por los diseñadores Ana Yago y José Antonio Giménez.

El propósito de estos profesionales es adaptar los sistemas productivos y emplear materiales sostenibles, como por ejemplo el papel o derivados como el cartón. Este tipo de diseños concretados en cartón ondulado cuentan con un mayor predicamento en países del centro europeo, debido a la existencia de un compromiso más profundo con el criterio de sostenibilidad.

Los muebles de la gama Bold también incluyen una silla, un sillón y un taburete. Los creativos han intentado salir de los diseños quizás demasiado industriales que pueden hallarse en muchos muebles de este tipo, con formas muy rígidas y sólidas. Aquí se ha buscado un camino alternativo, con una estética más amigable y desestructurada.

Es importante romper con uno de los tabúes que afrontan habitualmente esta clase de muebles: es un mobiliario resistente, que puede soportar hasta 100 kilos de peso, y con una durabilidad no demasiado diferente a la de muebles efectuados con otros materiales, que se ubica en los cinco años. Por supuesto, económicamente estos muebles ecológicos también aportan interesantes ventajas por sus bajos precios.

martes, 13 de octubre de 2009

Muebles en la terraza

Las decisiones decorativas para la terraza suelen ser habitualmente las últimas en tomarse al reformar o redecorar una propiedad. Sin embargo, se trata de un espacio en el cual podremos pasar encantadores momentos, sobretodo en primavera y verano. Por lo tanto, hay que considerar especialmente el mobiliario a incorporar, para que el mismo nos garantice comodidad y durabilidad.

Antes de adquirir un juego de mobiliario para la terraza es vital tener en cuenta las características del material con el que están confeccionados los muebles. En el caso de la madera de bambú, por ejemplo, que tiene un gran atractivo estético, tendremos que considerar que requerirá de un continuo mantenimiento al ubicarse en exteriores. Deberá aplicarse barniz o sellador al menos una vez al año.

Sin embargo, si la madera está pintada con barniz marino, que es resistente al agua, podrá estar en exteriores sin inconvenientes, aunque requerirá cada seis meses un lijado y nueva pintura. El tratamiento también incluye una limpieza frecuente con un paño húmedo.

Esto permite retirar el polvo que se acumula en la superficie, siendo ideal aplicar luego aceite para madera. En tanto, si la elección recae en el hierro nos aseguraremos una mayor durabilidad, aunque al emplearlo en exteriores tampoco nos libraremos del mantenimiento continuo.

Para evitar la corrosión y el salitre, sobretodo en zonas cercanas a la costa, los muebles de hierro ubicados en la terraza deben estar recubiertos con barniz epóxico. En caso de observar zonas afectadas, debe aplicarse con urgencia una nueva mano de barniz o pintura anticorrosiva. Los muebles que observamos pertenecen a la empresa Allegro Classics.

martes, 6 de octubre de 2009

Estilo victoriano en los muebles de exteriores

Cuando pensamos en el estilo victoriano, automáticamente nos viene a la mente un período de extrema elegancia y suntuosidad, por lo tanto resulta difícil que lo relacionemos con el jardín. Sin embargo, en la era victoriana era algo común y popular tener muebles en exteriores.

Es así que muchas personas siguen optando por esta posibilidad, utilizando muebles para el jardín que se caracterizan por seguir el estilo tradicional de la era victoriana. Lógicamente, existen distintas alternativas, ya que pueden hallarse opciones modernas de aluminio liviano o los muebles más tradicionales con piezas de hierro.

Aunque el jardín sea pequeño, siempre habrá un lugar y será interesante estéticamente colocar un par de sillas de metal o una mesa de bistró, creando así un seductor y elegante ambiente clásico en nuestros espacios exteriores. Asimismo, un banco puede transformarse en el punto focal del jardín, optimizando la imagen de otras áreas quizás menos atractivas o sugerentes.

El estilo victoriano no significa excesivo encorsetamiento, ya que puede aportarse un poco de color y locura con sillas de metal en una gran variedad de colores, que inundarán de alegría el espacio de reunión en el jardín. Esto es especialmente aconsejable cuando no exista una excesiva diversidad de especies vegetales y tonos naturales, ya que de lo contrario la propuesta puede ser un poco empalagosa.

No es tan difícil, en consecuencia, crear un espacio victoriano en el jardín. Más aún, estas sillas de metal nos permitirán ganar en confort y comodidad, disfrutando más nuestros momentos al aire libre en el hogar. La imagen que acompaña este texto pertenece al portal argentino Arquitectura.

viernes, 2 de octubre de 2009

Muebles de hierro y forja: aptos para interiores y exteriores

El mobiliario realizado en hierro y forja se encuentra considerado habitualmente como exclusivo de los espacios exteriores: jardines, terrazas, balcones... Sin embargo, su importante versatilidad también nos permite utilizarlo en interiores, donde se acoplará sin mayores inconvenientes a contextos dominados por diferentes estilos, como contemporáneo, rústico o clásico, entre otros.

Se trata de muebles de fácil combinación, por lo tanto también podrán vestir sin problemas las estancias más disímiles, desde baños o dormitorios hasta salones, recibidores o comedores. No hay límites para el mobiliario confeccionado con estos dúctiles y funcionales materiales.

Las aplicaciones directas y en complementos son también interminables, existiendo sillas, mesas, armarios, espejos o lámparas de gran calidad decorativa que se encuentran realizadas en hierro y forja combinados o en alguno de estos dos materiales. La decoración y personalización tampoco se encuentra limitada, ya que es posible hallar en el mercado una amplísima gama de colores y acabados a aplicar con estos materiales.

Si el propósito es darle un toque vintage o retro a los espacios del hogar, el hierro y la forja pueden ser excelentes si hallamos algunas piezas de época, en tonos como verde o negro, por ejemplo. Será una solución muy económica para concretar este objetivo. Además, es posible potenciar ambientes rústicos o modernos.

En el primer caso, la combinación con complementos textiles de colores cálidos y una escasa diversidad de materiales será la ideal, mientras que para lograr un toque más contemporáneo se pueden armonizar los muebles en hierro y forja con otros de distintos materiales y formas variadas. En la imagen podemos observar una alternativa en este tipo de muebles de la empresa Moblerone.