martes, 12 de mayo de 2009

Muebles de exterior: opciones en materiales


La decoración de espacios exteriores y la elección del mobiliario a emplear en ellos requiere de la misma atención que en el caso de los interiores. Y quizás una de las elecciones más importantes tiene que ver con los materiales a emplear en los muebles para el jardín, el patio, la terraza o el balcón.

Un detalle básico es entender las características climatológicas del lugar. Si adquirimos un juego de mobiliario para exteriores, debemos estar seguros que el material utilizado resiste las inclemencias del clima típicas de la región, ya que de lo contrario se deteriorará muy fácilmente y en poco tiempo.

En el caso de las maderas, muy empleadas en este tipo de mobiliario, hay que elegir en forma inteligente la variedad que permita una mayor resistencia frente a la intemperie. Por ejemplo, el pino y la haya son variedades poco aconsejables por su excesiva delicadeza, lo que haría obligatorio el uso constante de barnices o ceras para mantenerlas en estado adecuado. Por el contrario, el orinoco, la bubinga o la teca son especialidades mucho más resistentes y prácticas.

Sin dudas, la madera de teca cuenta con una gran estabilidad e importantes condiciones de resistencia, transformándose así es una de las más utilizadas en todo el mundo en cuestiones decorativas. Su peso es también bastante funcional, en comparación con otras variedades. Otra opción muy empleada por las mismas cuestiones es el mimbre.

Saliendo de las maderas, el hierro forjado es también muy apreciado como material para incorporarse al mobiliario exterior, por la versatilidad que posee y su fuerte resistencia al paso del tiempo y al uso continuado. Es así que también se ha convertido en los últimos años en otra de las “estrellas” de los muebles de exterior, tanto al emplearse en las estructuras como en acabados o complementos del mobiliario.

Muebles de exterior: opciones en materiales

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles