jueves, 18 de junio de 2009

Decoración y muebles en los dormitorios infantiles


Para comenzar a analizar este tema, hay que tener en cuenta en principio que los dormitorios infantiles deben contar con la mayor amplitud posible. Es que los niños requieren mucha luz, colores con gran luminosidad y combinaciones decorativas que provoquen sensaciones de alegría y dinamismo.

Los muebles y la distribución de espacios en el dormitorio de los niños debe apuntar a la creación de tres áreas: el lugar para dormir, el espacio para estudiar y la zona para juegos. Dividiendo de esta manera el ambiente, lo optimizaremos para las diferentes necesidades del niño y atenderemos a todas ellas.

El problema del espacio (tan habitual en la actualidad) puede disminuir su incidencia gracias al mobiliario. Por ejemplo, se puede ganar mucho lugar gracias a la disposición de la cama y de diferentes muebles. En el caso de la cama, puede ubicarse en forma elevada, ganando durante el día una superficie suplementaria.

Esta solución puede ser muy útil ante la presencia de varios niños en una única habitación. En cuanto a los materiales elegidos para los muebles en las habitaciones infantiles, deben ser principalmente aquellos que nos garanticen mucha resistencia a los golpes, una limpieza sencilla y una estética acorde.

¿Cómo lograr combinar funcionalidad, armonía y practicidad en los muebles para los niños?. Más allá del aspecto decorativo, muy importante para lograr la luminosidad necesaria en este tipo de espacios, debemos atender muy especialmente a las formas y las líneas, que deben tener su propia personalidad y permitir que la habitación sea un “mundo propio” que estimule la imaginación de los pequeños.

Decoración y muebles en los dormitorios infantiles

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles