miércoles, 27 de enero de 2010

Cómo renovar el tapizado de una silla antigua

No cabe duda que las sillas antiguas presentan una elegancia y una estética que, en muchas ocasiones, no queremos dejar de disfrutar en el hogar. Sin embargo, el paso del tiempo es imposible de obviar y debemos realizar algunas acciones tendientes a conservar estos nobles y hermosos muebles.

Uno de los pasos más importantes para una correcta renovación de estas sillas antiguas es el cambio del tapizado. Es un trabajo que podemos hacer por nuestra cuenta, con algo de voluntad y esfuerzo. ¿Qué se requiere para llevar adelante este trabajo?. Una tela para tapizar, abrochadora, pegamento adhesivo para tela, relleno de tapicería y pasamería.

A la hora de elegir cada accesorio hay que pensar en la nueva estética que queremos darle a la silla, ya que aunque la estructura del mueble sea la misma el tapizado cambiará lógicamente la imagen del mobiliario en gran medida. Obtenidos los elementos, hay que seguir los siguientes pasos:
  • Retirar con precaución el tapizado antiguo, sin comprometer la silla.
  • Limpiar la superficie y colocar el pegamento adhesivo para tela. Posteriormente, ubicar el relleno de tapicería, otorgándole la forma buscada. A continuación, dejar secar.
  • Con el tapizado viejo como molde, marcar en la tela nueva la forma requerida y dejar 4 centímetros de margen. Recortar.
  • Luego hay que adherir el nuevo tapizado a la silla, empleando la abrochadora y doblando el margen indicado hacia el interior.
  • El último paso es aplicar la pasamería por el borde de la tela, para buscar un acabado perfecto.
La foto que observamos pertenece a la galería de ChamaNavarro en flickr.com.

Cómo renovar el tapizado de una silla antigua

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles