lunes, 11 de julio de 2011

Cómo integrar en la decoración piezas antiguas

Los muebles antiguos son muy buscados en la actualidad. Si tienes la posibilidad de tener un objeto de antaño en tu hogar, incorpóralo en algún ambiente importante.

Para ayudarte a que estos muebles luzcan mejor, y aportar en la decoración de tu casa un aire vintage y romántico, a continuación te detallamos dónde ubicar y cómo combinar cada una de estas antigüedades:
  • Las mesas de madera durarán toda la vida, con un poco de mantenimiento, lija y pintura, siempre estarán fantásticas. En la fotografía superior tenemos una mesa muy clásica y antigua, acompañada de unas sillas con forma y estilo totalmente diferentes. En muchas oportunidades, el contraste de estilos en muebles puede ser muy ventajoso.
  • En la imagen inferior tenemos a los clásicos baúles, arcones y cofres, que son las piezas antiguas más decorativas. Su función es variada: pueden emplearse como mesa de centro, como un lugar extra para almacenaje, en el dormitorio como adorno al pie de cama o como mesa de noche. También puedes tenerlo en el recibidor y debajo de un espejo. Se adaptan perfectamente a cualquier mueble en general.
  • Los escritorios y burós son perfectos para colocar en un rincón del salón. No importa si en realidad se usan con frecuencia, ya que esta es la clásica antigüedad que cambiará tu sala de estar. Al encontrarse apartados en un espacio, se distinguirán y no desentonarán con los sillones y ornamentos decorativos modernos.
  • Los espejos con marcos antiguos son un clásico en la decoración. Si deseas, puedes adaptarlos al estilo moderno, pintando el marco con un color actual como azul o rojo, y decorándolo con toques en oro o plata. Esta clase de espejos son ideales para colocar encima del sofá o del aparador.

Cómo integrar en la decoración piezas antiguas

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles