miércoles, 2 de septiembre de 2009

Del Gótico al Renacimiento

Estos dos estilos artísticos se suceden históricamente y pueden traernos algunas interesantes propuestas en cuanto a mobiliario. En la imagen superior observamos un mueble de estilo gótico, que históricamente se ubicó entre 1200 y 1450, mientras que en la foto inferior podemos apreciar un mobiliario de estilo renacentista, que puede delimitarse en cuanto a su influencia entre los años 1400 y 1600. Los ejemplos pertenecen al portal Muebles Antiguos.

El estilo gótico es el tradicional de la Edad Media, y su nombre obedece a las semejanzas con el estilo del pueblo Godo, de raíz germánica. En realidad, el gótico que ha pasado a la historia y que aún hoy sigue influenciado estéticamente al diseño de mobiliario se originó en Francia, para posteriormente transformarse en una tendencia del arte europeo de la época.

Aunque influenció en todas las artes, en los muebles se observa en las figuras largas y delgadas, que expresan misterio y desolación. La complejidad de las formas y el trabajo excesivo con los detalles requería de una intensa labor artesanal.

El estilo renacentista, en tanto, se correspondió con el nuevo impulso que tomaron la economía y el arte europeos luego de la depresión del final de la Edad Media. El crecimiento en el nivel económico también propició un mercado más próspero de distintos productos, entre ellos los muebles.

Las formas simétricas elegantes, heredadas de la cultura griega, fueron las que marcaron estéticamente al mobiliario renacentista. Las maderas nobles fueron muy empleadas, y se pudo observar un menor recargamiento en los detalles. Aún es posible hallar muebles que rememoran este estilo en las propuestas actuales.

Del Gótico al Renacimiento

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles