martes, 21 de enero de 2014

Protege tus muebles de exterior

En el invierno, los sillones y sillas de exterior sufren las inclemencias del clima. Para que puedan perdurar durante varias temporadas, resulta necesario cuidarlos y tener en cuenta algunas sugerencias importantes.

Para poder aprovechar al máximo de cada rincón de tu jardín,  es necesario que todos los muebles de exterior se mantengan a salvo de los embates del clima durante la etapa invernal.

El mobiliario de exterior requiere ser protegido de forma cuidadosa para evitar que se degrade el material, pierda lustre su superficie o se ensucie demasiado. Si en tu casa no cuentas con un espacio de almacenamiento para estos muebles, deberás recurrir a algunas soluciones prácticas que a continuación te brindaremos:

Fundas prácticas

Si tienes tela en tu casa, puedes tomar las medidas del mobiliario y realizar tú mismo la funda para los muebles. Otra alternativa es recurrir a  tiendas especializadas y comprar las fundas especialmente diseñadas para los muebles del jardín. Éstas se fabrican en diferentes tamaños y se adaptan a sillas, sillones, mesas, sofás, etc.  Un dato importante es que la tela debe estar fabricada en poliéster y tolerar el sol directo sin deteriorarse.

Aceite de teca

Recomendamos que antes de guardar el mobiliario le apliques a la madera una capa  de aceite de teca, para que los muebles se conserven de forma adecuada. Este producto nutre y protege a la madera del moho, los hongos y las manchas. Si tus muebles son de hierro, te sugerimos que apliques pintura antióxido antes de cubrirlos, especialmente si vives cerca del mar.

Imagen: decorablog.com

Protege tus muebles de exterior

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Volver a Muebles